27 febrero 2008

REQUIEM A LA ESPERANZA

Cuando discrepo sobre tu sin vivir tu atacas mis sueños, mis esperanzas...
Intento reconstruir tus sonrisas del alma, esperando que un día no muy lejano te dejes convencer para ver el mundo desde el punto de vista de la realidad mestizado con las ilusiones...

Hoy me acerco como cada día a tu casa, con la esperanza de que me abras la puerta no solo a mi, sino a la vida, a esa vida a la que ahora te niegas en disfrutar.

En el trayecto idealizo tus sonrisas, tus ganas de comerte el mundo...Pero la realidad me golpea cuando no te veo a ti y si a la tristeza y a la dejadez, al abandono y a la ocultación de tus sueños...

No importa, la idea de verte un día no muy lejano como eras antes o más bien como eres ahora, ese "tú" que te empeñas en disfrazar, me da las fuerzas necesarias para estar ahí, para brindarte una mano amiga y que por fin abandones el sendero del abismo que tu mismo te has marcado...
Al menos hoy has aceptado mi propuesta para salir a comer fuera...Pero has visto la carta y has cambiado risas por lágrimas, dulzura por rencor...El camarero anota todas tus peticiones sin pestañear ni objetar nada...Pero es lo que tiene la libertad de expresión cuando se mezcla con la verdadera amistad...y en esta caso yo si objeto sobre tu elección. Por lo que me gano el deleitarme con un primer plato de aire fresco, mientras tú devoras, ahora ya en solitario, tu consomé de tristezas...

Intento recoger cada pedacito de mis ilusiones antes de salir del lugar, respiro hondo, evito que mis lágrimas se liberen...

Mañana será otro día.



8 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso tu escrito, sabes poner la palabra justa en cada lugar, y el resultado es que mientras te leo, me parece escuchar una bella melodía, esa música la haces tu con cada palabra. besitos. Pepi.
PD. No se que ocurrió en tu otro espacio, pero me salieron tres comentarios, los siento.

Esther dijo...

Un escrito precioso.

Por suerte, cuando uno está decaído o en un pozo sin fondo, siempre se puede encontrar personas maravillosas que están dispuestas a echarte una mano, quien tiene cerca a esos ángeles, tiene mucha suerte, aunque uno no siempre se dé cuenta.

Un saludito.

Persio dijo...

Que todo sea aire fresco: primer plato, segundo y postre.
A veces viene bien concentrarse en la comida ;)

Un abrazo

ardid dijo...

Cuando una persona pasa por una mala racha y se encuentra con otra que le brinda de buena gana su tiempo, su energía, sus ganas....eso es impagable. Afortunado es!!!

Pero nadie es de piedra, y hay que cuidarse también....como tú dices....coger aire fresco. Hacer hasta que se pueda, porque si no, llega la frustración. Hay veces que no está en nuestros manos y hay que tener paciencia...

Un besazo y gracias por agregarme! Yo también lo he hecho, me gusta como escribes.

NUT dijo...

Pocas personas se libran de pasar altibajos en la vida, por no decir que ninguna. Por eso es importante estar bien rodeado, de la familia, pareja y amigos, y tambien de los bloggeros! que siempre tienen palabras amables para reconfortar.
Bonito escrito, si señor.
Un saludo

Maribel dijo...

Oh..Ana, cuanta tristeza y desencanto!
Hay personas que no solo se hacen daño a ellas mismas, sino que también dañan a quién las ama ¡qué lástima!
Un beso y un fuerte abrazo,
Maribel~~

Traven dijo...

Triste, muy triste Ana, pero al menos dejas un resquicio a la esperanza. Me dejas un poco encogido, pero me ha gustado.

Un besazo,
P.

JC dijo...

Hola Ana, hoy me vine de mi primer examen y lelgue cansado a casa.. ¿te gustaria ser amiga mia?.. te he dejado un comentario en uno de tus blog.. si quiers por favor, dimelo y no sé. podríamos darnos la dirección y así poder hablar.. ??

gracias..